Descubre las ventajas de localizar averías con la cámara de inspección

 

El uso de la cámara de inspección es muy útil para detectar averías o deterioros en zonas no visibles. Se trata de una máquina que captura vídeos y fotografías. Sus componentes tienen un reducido tamaño para acceder por conductos y además, tiene un bajo consumo por lo que permite mediante una batería, de 4 horas de autonomía, su portabilidad.

Cámara de inspección para averías en tuberías

Estos sistemas otorgan a la realización del trabajo numerosas ventajas. ¡Descúbrelas!

Revisar el problema

El atributo más importante para el técnico es poder grabar o fotografiar el interior gracias a la cámara de inspección. Con esta grabación, el técnico puede revisar el desperfecto más tarde y analizar cómo poner solución detenidamente. Asimismo, podrá discutir el problema con otros compañeros si tiene dudas de cómo actuar o contrastar su opinión con otra.

 

Ver sin destruir

Con la cámara de inspección, el especialista puede ver el interior de la tubería de manera no destructiva, evitando así, las catas a ciegas que realizan otras empresas. No es necesario romper ni desmontar para llegar a la avería, sino que solamente se realizará obra si es totalmente necesario para solucionar el problema.

 

Sin obras innecesarias

Además de que podemos ver sin destruir, una ventaja ligada a esta es que evitaremos realizar obras innecesarias como romper suelos o paredes guiados por la intuición del trabajador. Asimismo, aludimos cualquier problema que pueda ocasionar el realizar catas buscando el problema.

 

Diagnóstico exacto

Tras poder revisar y analizar el desperfecto, el técnico ofrecerá al cliente un diagnóstico exacto del problema existente en el bajante, cañería o tubería. Con la ayuda de la cámara de inspección no hay margen de error. Se podrá determinar el problema exacto y localizar el lugar donde está situado. También posibilita que el cliente vea, a través del monitor, de que se trata y entenderá, con la explicación del experto, que es lo que ocurre en la instalación.

 

Mayor rapidez

La cámara de inspección nos permite acceder de manera directa al problema, reduciendo los tiempos para identificarlo. De igual modo, el trabajo se realizará con una mayor agilidad ya que la detección del deterioro se hará de forma rápida y exacta. Y al mismo tiempo, la duración de la obra para solucionar el problema será lo más reducida posible.

 

Importes más bajos

Esta cualidad viene ligada con las anteriores ya que, al reducir obras, tiempos y tener un diagnóstico certero, el cliente recibirá un presupuesto cerrado con el cual no percibirá sorpresas. Asimismo, se puede ofrecer un presupuesto acompañado de imágenes que muestren los desperfectos para que el cliente entienda, junto a una explicación, cómo actuaremos para solucionar la avería.

 

Posibilidad de presentar informes

Si el cliente necesitara presentar el daño como prueba pericial, ya sea para solicitar el arreglo por parte del seguro o de la Comunidad, etc. con la ayuda de la cámara de inspección de tuberías es totalmente posible. Las imágenes o videos pueden ser entregadas al cliente junto a un informe detallado del trabajo de inspección.

 

Sin riesgos para los técnicos

Por último, para los técnicos que realizan la inspección supone una mayor seguridad. Evitarán quedar atrapados en lugares de difícil acceso, derrumbes, exposiciones a temperaturas extremas o la inhalación de gases o fibras tóxicas.

 

En definitiva, se evitarán sobrecostes tanto para el cliente como para la empresa. El trabajo supondrá un número menor de horas, menos mano de obra, menos material y un diagnóstico certero.

Si piensa que puede tener un problema en sus conductos pluviales, tuberías, bajantes, arquetas, alcantarillados, u otra instalación no visible fácilmente, pregunte por nuestro servicio de detección de averías con cámara.