El cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es un tipo de cáncer que afecta a los pulmones. Este puede ser producido por diversos factores, siendo la exposición al amianto uno de ellos. Es más, se estima que una persona con exposición a este material, por mínima que sea, tiene hasta siete veces más posibilidades de contraer uno en comparación con la población en general. Además, normalmente el cáncer de pulmón se genera a raíz de haber contraído asbestosis, es decir, esta enfermedad potencia notablemente el riesgo de padecer esta otra patología. 

El periodo de latencia del cáncer de pulmón es bastante elevado también, al igual que ocurre con el resto de enfermedades provocadas por el amianto. Además, diversos estudios han puesto de manifiesto la relación sinérgica entre la exposición a este material y el hábito tabáquico. Ambos factores potenciarían la aparición de un cáncer de pulmón. Es por esto, por lo que en numerosas ocasiones no se puede determinar cuál de los dos factores desencadenaron la aparición de dicho cáncer. El cáncer de pulmón puede o no contraerse después de haber sido diagnosticado con asbestosis, pero en los casos en los que es así, el paciente se suele enfrentar a un riesgo mayor. Esto deriva de que la cantidad de fibras de amianto inhaladas es mucho mayor en pacientes con ambas enfermedades. 

 

Síntomas del cáncer de pulmón producido por inhalar fibras de amianto

  • Dificultad para respirar.
  • Dolor torácico. 
  • Pérdida del apetito y de peso.
  • Expectoración de sangre. 
  • Cansancio. 

Las cifras de fallecidos a causa del cáncer de pulmón contraído por la inhalación de fibras de asbesto son también alarmantes. El estudio “Global Burden of Desease Study. 2016.  ARD Mortality by Country and Disease. IHME” afirma que solo en 2016 fallecieron 181.450 personas a causa del cáncer de pulmón provocado por el amianto. No obstante, otros estudios arrojan cifras distintas, aunque también elevadas. Por ejemplo, la OMS afirma que “la exposición laboral causa más de 107.000 muertes anuales por cáncer de pulmón relacionado con el asbesto, mesotelioma y asbestosis”. Esta institución eleva, también, la cifra de fallecidos a causa del amianto a nivel mundial en torno a las 150.000 víctimas anualmente. En esta cifra se incluyen tanto a los trabajadores del amianto, como a sus familiares y a las víctimas ambientales (a causa del viento o que vivan cerca de instalaciones en las que haya presencia de amianto, por ejemplo).