Amianto en Sierra Bermeja

amianto_sierra_bermeja

El origen del amianto proviene de la naturaleza ya que es un mineral fibroso. Así comienza el ciclo de vida de este material tan perjudicial para la salud. De hecho, pertenece al grupo de silicatos de serpentinas o anfíboles formando en total seis tipos de minerales. Ambos grupos son rocas metamórficas cristalizadas pudiendo integrar silicio, hierro, aluminio o magnesio de manera fibrosa. Sin embargo, las fibras de las serpentinas son flexibles y curvas, mientras que las de los anfíboles son rectas, quebradizas y con forma de agujas respectivamente. Por lo que, hoy en día, podemos encontrar el amianto de 6 formas diferentes en la naturaleza que nos rodea.

Una de ellas, es el crisotilo, el mineral de amianto por excelencia que tiene su origen en las serpentinas. Según Juan Terroba y Paco Puche, ecologistas malagueños, estas últimas provienen de rocas magmáticas conocidas como peridotitas, que están formadas por silicatos ferromagnésicos que tras la recristalización, debido a influencias hidrotermales, dan lugar a las serpentinas.

Las peridotitas proceden del interior de la tierra. Son rocas ígneas,  fundidas, que al ascender hacia la corteza se solidifican y se suelen quedar en el interior. En Sierra Bermeja, por los movimientos tectónicos y por la erosión, han emergido a la superficie y por ello constituyen un caso muy particular de formación geológica de amianto en su forma natural, única en el mundo. De esta manera, a lo largo del tiempo, esta serranía ha sido una de las principales minas de amianto y talco de España. A ella se suman otras serranías famosas como lo es Sierra Nevada en Granada o Sierra de Los Filabres en Almería.

A nivel mundial, en lo que va de siglo XXI, ya se han extraído de la naturaleza cerca de 40 millones de toneladas de amianto. Esto se debe a que, en la actualidad, muchos países no tienen prohibido la extracción, uso y comercialización del asbesto. La prohibición del amianto es todavía una cuestión pendiente en varios países como Rusia, China, India, Vietnam, Filipinas, México e incluso Estados Unidos. Por suerte, en España, se previene de este mineral desde el año 2002. Su máxima producción fue a finales de los años 70, que junto al boom de la construcción, muchas edificaciones actuales contienen entre sus materiales la presencia de amianto.

Incendios en Sierra Bermeja

Cada verano Sierra Bermeja sufre incendios por las altas temperaturas que la temporada estival provoca, causando riesgo por exposición ambiental tanto por las llamas como por el amianto. Y es que el asbesto o peridotita es un mineral ignífugo indestructible, es decir, tiene la capacidad de no quemarse o incendiarse. Además, sus fibras son imperceptibles, lo que significa que son invisibles para los cinco sentidos humanos. Lo que provoca un fuerte potencial de riesgo natural, donde las fibras pueden propagarse junto con las llamas y el humo hacia los lugares próximos, afectando gravemente al medioambiente, los animales que viven en esas zonas y las poblaciones cercanas a la serranía a donde llegan restos del humo.

Asimismo, la labor de los bomberos forestales que trabajan para erradicar el fuego están expuestos también al mineral que conforma Sierra Bermeja, las peridotitas. Por lo que, deben de tener en cuenta los equipos de protección idóneos para protegerse de futuras enfermedades causadas por las grandes propiedades del amianto.